Los twitter del Ministerio Público


De un tiempo a esta parte, se ha convertido en un hábito para los miembros del Ministerio Público conducir los procesos judiciales que emprenden contra determinados ciudadanos a través del servicio de red social llamado twitter.

Indudablemente, este modelo de trabajo está más orientado a convencer a la población que al juez, a pesar de que es a este último al que hay que contarle la historia que está sometida a juzgamiento, la que por supuesto debe ser mínimamente creíble y la que debe estar en capacidad de producir y justificar una decisión condenatoria, claro, siempre y cuando ésta cuente con el suficiente respaldo probatoria.

No soy contrario a la utilización de esta herramienta tecnológica como instrumento trabajo, muy por el contrario, hago uso de ella y también estimulo su uso.

Lo que crítico del comportamiento actual del Ministerio Público es que deja de lado el escenario natural del debate jurídico para entablar la contienda en el escenario de la calle, cuando limita las críticas a una decisión judicial desfavorable a sus intereses enviando algunos tuits para enterar a la población de lo que supone el órgano acusador fue el verdadero motivo de la decisión y, de esta manera, poner en tela de juicio la honorabilidad de los juzgadores.

Si no me equivoco la labor de informar sobre lo que ocurre o lo ocurrido en un tribunal es tarea del periodista, no del Ministerio Público. El deber del Ministerio Público es contar la versión que tiene de un hecho que ha sido objeto de su investigación y, por vía de consecuencia, probarla frente al juez.

En caso de que la decisión tomada por el juez no sea del agrado del Ministerio Público, por la razón que fuese, éste tiene abierta la vía recursiva para hacer las críticas que entienda de rigor.

Pero acudir al twitter para decir que no se valoró o que se valoró de forma insuficiente una prueba, o que en tal o cual decisión medió dinero para inclinar el fallo en un sentido o en otro, es una indelicadeza inaceptable.

El twitter es una herramienta tecnológica de gran valor, fundamentalmente por las facilidades que ofrece para transmitir información e interactuar en tiempo real con millones de usuarios en distintas partes del mundo.

Como herramienta tecnológica, el twitter está disponible para todos los que deseen hacer uso de ella, y que bien que sea así, pero un fiscal o un procurador deben ser prudentes a la hora de utilizarlo, porque la opiniones de los persecutores no son medios de prueba, aunque se hagan a través de un twitter.

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.