Repensar las medidas impuestas por violación al Toque de Queda

Las autoridades deben en lo inmediato, repensar las medidas que han estado imponiendo a los que han irrespetado el Toque de Queda y a quienes han desafiado a las autoridades. No se trata como prima facie, de ver de forma exclusiva la legalidad o no de las mismas, ni de su efectividad como mecanismo indispensable para imponerla, también deben considerar que el “sancionado”, pudiera estar causando la imprudencia para aprovecharse del momento.

Las razones que cobijan las ideas anteriores, están amparadas en el hecho de que estas medidas no han causado el temor suficiente para que algunas personas dejen de transitar las calles en los horarios restringidos, lo cual las hace inefectivas.

Por igual, inscribiéndome en la tesis de que las mismas no se sostienen en una norma de orden penal, al imponerlas, no solo se estarían violentando derechos y garantías fundamentales, sino también, que las autoridades del orden, de investigación y dado el caso, también el de judicialización, con la excusa de que son medidas necesarias y aplaudibles por la súper gran mayoría de la población, sus decisiones estarían desbordando los límites de sus funciones para dar paso a ideas dictatoriales, desnaturalizando así el espíritu de una nación fundada en el respeto a la dignidad humana y cimentada en principios democráticos constitucionales.

De la misma manera, de continuar con estas medidas, pondrían en evidencia el refajo o la no independencia del Poder Político de determinas Instituciones Públicas y Organizaciones de la Sociedad Civil que velan por el respeto a los Derechos Humanos, o en su caso, éstas estarían obligadas, aun atrasadamente, a interponer acciones constitucionales para evitar estas prácticas, como bien lo han hecho en algunas naciones, cuyos resultados han sido favorables a los accionantes.

Igualmente, las autoridades han debido observar que la excusa que dan muchos de los detenidos por ante las cámaras, es que “alguien le dio una pequeña cantidad de dinero para que realice el video desafiando a la autoridad”. Algunos que lo han hecho, se han escudado en el anuncio de que su motivación para hacerlo estuvo sustentada en “una necesidad”, incluida el hambre, lo que pudiera poner en evidencia las carencias por la que está pasando el país, y mayusculizando la inconsciencia de muchos dominicanos.

Pero lo más preocupante, es que dado la expresión facial de apresados cuando están frente a las cámaras, observaciones hechas por amigos estudiosos del comportamiento humano concluyen que los detenidos sienten satisfacción de su situación actual, y que en determinados casos o SUJETOS, lo estarían haciendo con el firme propósito de darse publicidad, teniendo como base que la publicidad, aun sea negativa, deja buenos resultados y dividendos para determinadas carreras y cuentas.

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.