NOTA CULTURAL –Recordando el Tercer Concilio de Letrán

Un día como hoy, 5 de marzo de 1179, se inició el Tercer Concilio de Letrán, celebrado en Roma, cuya sede fue la Basílica de San Juan de Letrán. Este concilio vino a reparar los daños ocasionados por los antipapas y los cismas y las desviaciones morales que se estaban produciendo a lo interno de la iglesia católica. Las más importantes disposiciones o Cánones aprobados en el referido Concilio, para evitar futuras divisiones, están: 1) El Canon 1, que establece que en el futuro sólo los cardenales tendrán derecho a votar para elegir al papa; 2) el Canon 3, que prohíbe la promoción de personas para ser obispos sin haber cumplido 30 años de edad; 3) el Cano 5, que prohíbe la ordenación de clérigos sin tener un título eclesiástico; 4) el Canon 11, que prohíbe a los clérigos recibir mujeres en sus casas o visitar las suyas sin necesidad, incluyendo las visitas a monasterios de monjas.

El término “concilio” deriva del latín “concilium”, que significa asamblea. Conforme al Diccionario de la Real Academia de la Lengua, un Concilio es: “Junta o congreso de los obispos y otros eclesiásticos de la Iglesia católica, o de parte de ella, para deliberar y decidir sobre las materias de dogmas y de disciplina”. En la historia de la iglesia, el primer concilio se realizó en Jerusalén, año 49 después de Cristo, donde participaron los apóstoles (Pedro, Pablo, Bernabé y otros). Este concilio se recoge en la Biblia, en el libro: “Hechos de los Apóstoles”, capítulo 15.

Termino esta nota con un pensamiento de Jesucristo, cito: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. Juan 8:32

 

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.