NOTA CULTURAL –Celebrando el Día del Árbol en RD

Hoy, 5 de mayo, es el Día del Árbol en la República Dominicana, instituido el 21 de agosto de 1957 mediante el decreto No. 2944 del presidente Rafael Leónidas Trujillo, publicado en la Gaceta Oficial No. 8154. El Artículo 2 del referido decreto establece lo siguiente, cito: “El Día del Árbol de cada año se celebrará en las escuelas públicas, actos que estén en concordancia con la significación de ese día y con los propósitos del presente decreto”. Luego, el 12 de julio de 2011, el presidente Leonel Fernández promulgó la Ley 146-11 que, en su Artículo 1, designa a la Caoba (Swietenia mahagoni) como el Árbol Nacional de la República Dominicana. Esta ley derogó el decreto No. 2944 en lo concerniente a la flor nacional, y en el Artículo 2 designa la Rosa de Bayahibe (Pereskia quisqueyana Alain) como la Flor Nacional de la República Dominicana; anteriormente era la flor de la Caoba.

La celebración del Día del Árbol se realiza en fechas diferentes en el mundo; hay quienes aseguran, con mucha razón, que el Día del Árbol es cada día. No obstante, Suecia, Estados Unidos y España se disputan el honor de ser el primer país en instituir esta celebración. La versión más creíble y documentada es la de España, escrita por  el presentador y divulgador científico, José Antonio López, de Radio Televisión Española. Este divulgador científico establece que en el municipio Villanueva de la Sierra, provincia de Cáceres, España, se celebró la primera fiesta del árbol de la  historia, que consistió en una siembra masiva de árboles que duró tres días, coordinada por un cura de nombre Ramón Vacas. En dicha fiesta hubo banquetes y bailes, y se redactó un manifiesto en defensa de los árboles, con la consigna de difundir el amor y el respeto hacia la naturaleza. Finalmente, en este día especial debemos reflexionar que somos partes del ecosistema y que de la existencia de los árboles depende nuestra propia existencia.

Termino esta nota con un pensamiento de la activista política y ecologista keniana Wangari Maathai, primera mujer africana en recibir el Premio Nobel de la Paz (2004), cito: “Cuando plantamos árboles, plantamos semillas para la paz y la esperanza».

Nota: Invito a escuchar y a cantar la canción Mi Árbol y Yo del inmenso Alberto Cortez

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.