«LA ESPERÓ» V

«

(El mozo llega a la mesa cantando)

– «Son aquellas pequeñas cosas que nos dejó un tiempo de rosas» ..)

(Ella continúa la otra parte)

– «En un rincón, en un papel o en un cajón)

-Ya no quiero salir en esa novela (Le dice él).

(Ella lo mira a los ojos, sonriendo, pero sin decir una palabra).

-No, ya no! Quiero una novela específicamente para mí.

(Ella pone el bolígrafo sobre el papel, finca el codo derecho en la mesa, empuña la mano y acomoda su mejilla sobre la misma).

-Uhmm! (Ella sigue sonriendo, sin decir nada aún).

-¡Si! Usted puede comenzar diciendo:
Y como aquel fragmento de la canción del cantautor guatemalteco, juro, que solo quería un café con poca azúcar … pero lo ví. ¿Qué le parece?

– (Ella no para de reir) Muy especial mi querido mozo. ¡Muy!

-La dejo tranquila para que empiece con su historia. Por cierto, ¿Cómo es el título? ¿La Jefa?

-No, regularmente no me gusta que el título ya tenga una brecha del argumento o de algún personaje … ¡No se! Tengo varios, pero creo que «La esperó» es el más adecuado.

-¡La esperó! Es un tema que deja muchas incógnitas.

-Es el gancho. (Ella rie)

-Bueno, la dejo ahí, no vaya a ser que la musa se espante y tenga que sacrificarme otra vez para que regrese. Cualquier cosa que necesite, escríbame a mi número.

-¿A cual número? (Rie)

-Eso también es un gancho. (Sonrie)

-Descuide, yo levanto la mano. Y ya!

-¡Wow! ¡Que difícil! La dejo …

-Le aviso querido. (Sonriendo)

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.