LA DESCENTRALIZACIÓN DEL JUICIO EN EL PROCESO PENAL DOMINICANO

Constantemente escucho a las personas referirse al Proceso Penal como si la vista de Medida de Coerción es lo único o más importante del proceso. De hecho, así lo escuchamos incorrectamente cuando algunos medios dicen: “condenan a imputado a 1 año de prisión preventiva por homicidio”.

No debemos negar el impacto que genera la vista de medida de coerción pues, en ella se decide, generalmente, sobre un instrumento del Estado que limita la libertad: la prisión del imputado. Y más impacto genera la coerción cuando el delito investigado ha despertado la “alarma social”. Pero, en realidad, lo más importante de todo el proceso penal no es la vista de medida de coerción, ni la audiencia preliminar; sino el Juicio.

Es muy importante resaltar que el proceso penal dominicano se divide en 5 etapas o fases: la Fase Preparatoria, la Audiencia Preliminar, la fase de Juicio de Fondo, la fase Recursiva y la fase de Ejecución de las Sentencias. Si nos fijamos bien, coincidencialmente la fase de Juicio queda ubicada justo en el centro puesto que es la más importante ya que en ella es donde el Estado ejerce su poder más extremo y violento para resolver los problemas sociales de relevancia a través de las sentencias condenatorias. Esto significa que, las demás etapas distintas al juicio no son más que trámites previos o posteriores de este.

Los fundamentos para establecer que el juicio es la parte central y más importante de todo proceso son los siguientes:

  • La Fase Preparatoria es la etapa en donde se recolectan las evidencias para presentarlas en el Juicio. Y dentro de esta etapa, las Medidas de Coerción son instrumentos procesales para asegurar la presencia del imputado en el Juicio (Garantizar que no se escape al juicio o que distraiga pruebas para el juicio).
  • La Audiencia Preliminar es aquella en la que se decide si existen elementos razonables y suficientes que puedan fundamentar la condena en el Juicio.
  • La fase de los Recursos es la que determina si ha sido correctamente aplicada la sentencia del Juicio.
  • Y finalmente, la fase de Ejecución es aquella en donde se materializa o ejecuta la sentencia de condena del Juicio.

Como se observa, cada fase procesal juega su rol con un fin específico. Es en el juicio en donde se puede determinar si el imputado es culpable o no de haber cometido los hechos por los cuales se le acusa. De ahí que, no todo investigado es acusado y no todo acusado es culpable, pero estos resultados sólo los puede decir el tamiz de un proceso penal.

Sobre toda esta explicación, la esquematizo de manera simple, en todo el proceso penal hay un detalle muy curioso: aún no ha sido entendido por la gran mayoría de la población dominicana, así como tampoco por una parte de los actores del sistema judicial y los medios de comunicación, los cuales juegan un rol importante en la información masiva a los ciudadanos.

Por eso, muchos imputados se sorprenden cuando salen en libertad en las Audiencias de Medidas de Coerción y, al cabo de un tiempo deben comparecer nuevamente a la audiencia preliminar o la de juicio de fondo. Tampoco es de extrañar que en cualquier caso horrendo la población en general se sienta insatisfecha de la justicia penal cuando se entera de que alguien es liberado en la puerta de entrada del proceso penal: la vista de medida de coerción.

Esas razones, así como por mandato constitucional, son las que nos llevan a decir que la ciudadanía debe conocer al menos estos aspectos generales del proceso penal y de la principalía del juicio, el cual tiende a ser descentralizado cuando se hacen enfoques confusos en torno a decisiones que no son más que la preparación para la parte central de un proceso penal: el juicio.

De ahí que, ese desconocimiento de que el juicio es la parte central del proceso, es el que en gran parte genera esa sensación de que la justicia no avanza o no se aplica, aunado esto con las debilidades que muestra el Poder Judicial, lo que conllevan a que la realización del juicio se vea lejana y tormentosa. Por tanto, se va creando esa “desesperanza aprendida” de la cual muchos no quieren, aunque lo sepan, mejorar las condiciones judiciales dominicana.

Facebook Comments
4 comentarios

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.