Propuesta a los legisladores sobre los Fondos de Pensiones

 


Los afiliados a los Fondos de Pensiones tanto del sector público como privado, observamos con beneplácito la intención de los miembros de la Comisión Bicameral designada para dar seguimiento a la pandemia del coronavirus (COVID-19), para introducción modificaciones a la Ley No.87-01 y elaborar una nueva norma que acoja los justos reclamos de aproximadamente 2 millones de personas que cotizan a las AFP.

Quiero felicitar, agradecer y reconocer los valiosos aportes que los jóvenes (cuyos nombres desconocemos) realizaron con la iniciativa de firmas electrónicas a través de la plataforma Chenge.org, ya que mediante esta genial idea hasta la fecha sean recolectados aproximadamente 85,000.00 firmas de afiliados a las AFP (esto nos acerca a la meta para presentar una iniciativa legislativa popular, art. 97 de la Constitución) que reclaman la modificación de la Ley No.87-01, para que se le devuelva a estos partes de esos fondos acumulados durante 16 años.

También acogemos con regocijo, las propuestas de algunos legisladores, como los diputados: Ramón Cabrera, Orlando Martínez y Elías Báez (a los cuales felicito por poner el oído en el corazón del pueblo), personas e instituciones de la sociedad civil como: La Fundación Juan Bosch, a través de su vicepresidente Matías Bosch, La Fundación Justicia y Transparencia, a través de su presidente el Dr. Trajano Vidal Potentini, quienes han manifestado que los reclamos de los afiliados a las AFP, expresados a través de los distintos medios de comunicación, principalmente por las redes sociales, SON JUSTOS Y VALIDOS.

Sin embargo, he observado y escuchado con INDIGNACIÓN, RABIA E IMPOTENCIA, que ex-legisladores, altos funcionarios del Estado, la presidenta de ADAFP y de otros sectores que no tienen argumentos convincentes, expresan su oposición a que se acojan los reclamos válidos y justos de las personas que cotizan en la AFP, en estos momentos de crisis nacional que no sabemos cuánto durara.

A esos funcionarios del Estado, algunos que ganan sueldos de lujo en un PAIS POBRE, que cada cuatro (4) años se liquidan con sumas millonarias, que tienen planes de pensiones especiales, como los tiene: el Poder Legislativo, el Poder Judicial, la Junta Central Electoral, el Tribunal Constitucional, el Tribunal Superior Administrativos, entre otras instituciones del Estado, les decimos que no nos ayuden más (GRACIAS POR SUS BUENAS INTENCIONES), permítanos librar esta batalla, NO ESTAMOS PIDIENDO NI MENDIGANDO AYUDA AL GOBIERNO, solo reclamos lo justos y razonable para los cotizantes de las AFP.

Luego de lo expresado precedentemente, hacemos un llamado a nuestros legisladores para que ponderen y tomen en consideración las siguientes propuestas:

Primero: Solicitar, que se entreguen el concepto de tres (3) salarios, conforme al devengado a todos los afiliados de los Fondos de Pensiones que en la actualidad están trabajando (del dinero que tienen ahorrado, SU DINERO), por lo que le recordamos que no estamos pidiendo, ni mendigando.

Segundo: Que se le entregue el 50% de los ahorros en los Fondos de Pensiones, a las personas que han cotizado y que en la actualidad no están laborando.

Tercero: Que cada AFP, otorgue un préstamo a los afiliados por el valor del 50% de los fondos ahorrados, con una tasa preferencial, al igual que se otorga a los préstamos con garantías de certificados financieros.

Señores legisladores, ustedes que siempre nos felicitan cada cuatro (4) anos porque de manera pacifica acudimos a ejercer el derecho al voto, que llaman al pueblo a mantenerse en sus casas, para evitar la propagación del virus. A ustedes, les pedimos que se casen con la gloria y piensen por un momento en este pueblo que los eligió para que los representen. Entonces REPRESENTENOS, TOMEN EN CONSIDERACIÓN QUE, PARA LLEGAR A DISFRUTAR DE UNA PENSIÓN A LOS 60 AÑOS, PRIMERO DEBEMOS ESTAR VIVOS.

¡Hasta el próximo artículo!

Síguenos: en Facebook y twitter @MAXIMO_CR

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.