Premiar el trabajo, no la riqueza.

«Informe de la Oxfam para un mundo más equitativo».

Oxfam es una “confederación internacional de 20 organizaciones que trabajan junto a organizaciones socias y comunidades locales en más de 90 países”, desarrollando proyectos de “desarrollo a largo plazo y haciendo campaña por un futuro más justo”.

La misma fue fundada en 1995 por un grupo de organizaciones no gubernamentales independientes, teniendo como norte “reducir la pobreza y la injusticia”.

Cada año, normalmente un día antes del Foro Económico Mundial, en Davos, que reúne a los principales mandatarios de organizaciones internacionales, dirigentes de varios países, “líderes de empresas e intelectuales” de unos 100 países, la Oxfam publica un informe titulado “Premiar el trabajo, no la riqueza”, con sus estudios y propuestas para reducir los márgenes de pobreza que aquejan al mundo.

En el actual informe de 92 páginas, fueron encuestadas más de 70.000 personas en 10 países, según el cual “el 1% de la población más privilegiada en el mundo, se apropió del 82% del crecimiento de la riqueza global”. «Mientras que a la mitad más pobre del planeta no le ha llegado nada de esa bonanza. Tanto es así que, según la misma fuente, 42 personas poseen actualmente lo mismo que los 3.700 millones de personas del mundo con menos recursos”.

Según la Oxfam, para “poner fin a la crisis de desigualdad, debemos construir una economía para los trabajadores, no para los ricos y poderosos”.

Agregando que: “El año pasado, el número de personas cuyas fortunas superan los mil millones alcanzó su máximo histórico, con un nuevo milmillonario cada dos días. Este incremento podría haber terminado con la pobreza extrema en el mundo hasta siete veces. El 82% de la riqueza generada durante el último año fue a parar a manos del 1% más rico, mientras que la riqueza del 50% más pobre no aumentó lo más mínimo.

La riqueza extrema de unos pocos se erige sobre el trabajo peligroso y mal remunerado de una mayoría. Mientras las mujeres ocupan mayoritariamente los empleos más precarios, prácticamente todos los súper ricos son varones. Los Gobiernos deben favorecer la creación de una sociedad más igualitaria a base de dar prioridad a los trabajadores y a los pequeños productores agrarios en vez de a los más ricos y poderosos”.

En este link (vinculo) puede leer integro el informe de la Oxfam:

https://www.oxfam.org/sites/www.oxfam.org/files/file_attachments/bp-reward-work-not-wealth-220118-es.pdf

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.