Nota cultural –Recordando a los fieles difuntos.

Hoy, 2 de noviembre, la iglesia católica conmemora el Día de los Fieles Difuntos.  Cabe aclarar que esta celebración no es exclusiva de la iglesia católica, ya que otras iglesias, como las cristianas orientales, la ortodoxa griega, la anglicana y hasta la luterana de varios países de Europa, también rinden cultos a los difuntos, aunque en días diferentes del año.

Conforme a la tradición, durante el Día de los Fieles Difuntos, los creyentes ofrecen oraciones, misas y flores en honor a las personas que fallecieron. Las plegarias están dirigidas a Dios para que acoja en su reino las almas de los difuntos. Esta celebración fue instituida en Francia, el 2 de noviembre del año 998, por el monje Odilón de Cluny, perteneciente a la Orden de Cluny, que es una reforma de la Orden de San Benito. Cabe señalar que a Odilón se le atribuían poderes taumatúrgicos. Además, durante su vida, se le consideró como un promotor de la paz de Dios y de la tregua de Dios. La idea de Odilón fue adoptada por la jerarquía de la  iglesia romana en el siglo XVI, y desde Roma se expandió al resto del mundo.

Termino esta nota con un pensamiento del inmenso Víctor Hugo, cito: “Morir no es nada. Lo terrible es no vivir”.

 

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.