«LA ESPERÓ» II

 

…-Especialmente hecho para usted! Le recomiendo que lo deje enfriar un poco.

-¡Muchas gracias!

-A parte del café, de conversar sobre «La Jefa» antes de escribir para despertar la musa, ¿Un poco de música de fondo, la ayudaría?

-¡Excelente!

-Déjeme adivinar, ¿Sabina?, ¿Los Aldeanos?, ¿Facundo Cabral? ¿Ana Belén?

-(Ella sonrie), podría ser, pero póngame a «Lo estoy intentando» de Nach, ¡por favor!

-Bien, pero antes, cuénteme un poco de usted. ¿Por qué tan perdida? ¿Qué tal su vida?. Tenia meses sin pasar por aquí.

-Unmm! Digamos que ausentarme era necesario para que usted me sintiera así, plena, feliz, con deseos de escribir (Rie).

-No ha respondido mi pregunta.

-No quiero responderla (sonrie).

-¡Ya veo, ya veo! Feliz, pero con la misma esencia, arrogancia y antipática como el primer día. ¡Dios!

-«Lo estoy intentando» de Nach ¡Por favor! (Rie)

-Ya voy. Pero… La Jefa, La Jefa… ¿Saldré en esa novela?

-Eso depende.

-Uhmm! Me gustaria preguntarle ¿De qué?, pero conociéndola, le temo a su respuesta. Le pongo la música y regreso..

-(Ella rie) Vaya querido, vaya!!!

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.