«Drogas auditivas», otra amenaza para la juventud

Si vemos una persona procurar soledad, acostarse con sus audífonos, colocarse un paño en los ojos, para tener mayor oscuridad, podría estar utilizando una ‘droga auditiva’ o ‘e-drugs’.

Desde el año 2007 se está comercializando un producto que se descarga y se compra por internet, llamado popularmente: ‘drogas auditivas’ o ‘e-drugs’.

Desde el portal I-Doser se empezó vendiendo estas aplicaciones de descarga para diferentes dispositivos, prometiendo a sus clientes “sentir los mismos efectos que la marihuana y la cocaína con tan sólo escuchar sonidos guardados en archivos con formato MP3”.

Existen detractores y promotores de esos “sonidos”.

Los primeros hablan desde adicción, neurosis y cambios de conducta, hasta daños cerebrales provocados por los sonidos “binaurales” con una frecuencia diferente en cada oído, que producen sensaciones idénticas a las producidas por las drogas sintéticas.

Mientras que sus promotores hablan de que estas tendrían fines terapéuticos y que servirían “para ayudar a las personas con problemas de estrés, de lento aprendizaje, de insomnio o con déficit de atención, incluso puede ayudar a incrementar el coeficiente intelectual”.

Lo cierto es que existen pocos estudios científicos al respecto. Mientras, si vemos una persona procurar soledad, acostarse con sus audífonos, colocarse un paño en los ojos, para tener mayor oscuridad, debemos tener cuidado, podría estar utilizando una ‘droga auditiva’ o ‘e-drugs’.

 

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.