NOTA CULTURAL –Recordando a René Descartes

 

Un día como hoy, 11 de febrero de 1650, murió, a los 54 años de edad, Renatus Cartesius (René Descartes), en Estocolmo, Suecia. Fue un matemático, físico y filósofo francés, considerado como el Padre de la geometría analítica y de la filosofía moderna. Sus aportes a las matemáticas se resumen en los siguientes aspectos: 1) Fue el creador de la geometría analítica; 2) estableció una sólida relación entre el álgebra y la geometría; 3) fue el primero en utilizar las coordenadas cartesianas; 4) fue el primero en expresar duda sobre la posibilidad de solución de la duplicación del cubo; 5) fue el primero en utilizar la notación exponencial; 6) entre otro aportes. En el ámbito de la física, los principales aportes de Descartes se resumen en el hecho de que dio una explicación unificada sobre diversos fenómenos de tipo ópticos, magnéticos y astronómicos. Además, con sus planteamientos sobre el movimiento, sentó la base para la dinámica moderna.

Descartes, el filósofo. Su escogencia como Padre de la filosofía moderna nace a raíz de los escritos de Georg Wilhelm Friedrich Hegel, especialmente de su obra: “Lecciones sobre la filosofía de la historia universal” (1830). En esa materia, la fama de Descartes se origina con su “Cógito ergo sum”, expresión latina que se traduce como: “Pienso, luego existo” o “Pienso, por lo tanto soy”. Dicha formulación se convirtió en el elemento fundamental del racionalismo occidental. La frase originalmente se formuló en francés “Je pense, donc je suis”, y que está contenida en su discurso del método (1637). Sobre este aspecto, se considera un error de Descartes haber entrado en contradicción con la formulación de Sócrates, quien planteó: “Yo solo sé que no se nada”. Cabe destacar que en algún momento a Descartes se le acusó de plagio, bajo el entendido de que otros pensadores habían hecho formulaciones similares. Sobre su discurso del método, Descartes establece una ruptura con la escolástica, que era la esencia de la enseñanza universitaria en su época. En su discurso, adoptó tres máximas, que se conocen como “Moral provisional”, que le permitieran actuar, al tiempo de poner en dudas sus ideas. Definitivamente, Descartes fue un científico de mente brillante, y la usó correctamente.

Termino esta nota con un pensamiento de René Descartes, cito: “No es suficiente tener una buena mente; lo principal es usarla bien”.

 

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.