NOTA CULTURAL –Recordando a Don Bosco y el Día Nacional de la Juventud

Hoy, 31 de enero, es el Día Nacional de la Juventud en la República Dominicana, instituido el 5 de diciembre de 1993 mediante la Ley 20-93. La elección del 31 de enero para esta celebración se hizo en honor a San Juan Bosco, Padre y maestro de la Juventud, quien murió un día como hoy, en 1888, en Turín, Italia. Don Bosco, cuyo nombre de pila era Giovanni Melchiorre Bosco, fue un sacerdote, escritor y educador italiano, fundador de la Familia Salesiana, una organización que ha hecho grandes y significativos aportes a la humanidad. El término “Salesiano” viene de Francisco de Sales, un obispo y doctor de la Iglesia Católica (1567 a 1622), tomado por Don Bosco como centro de su obra y como modelo de dulzura, amabilidad y espiritualidad religiosa. Entre las organizaciones creadas por Don Bosco están: 1) La Congregación Salesiana; 2) la Asociación de María Auxiliadora; 3) la Asociación de Salesianos Cooperadores; 4) el Oratorio Salesiano; 5) y el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. Además, promovió y dejó instituida la Asociación de Exalumnos Salesianos. Uno de sus grandes legados es el avanzado sistema pedagógico que instauró, conocido como “Sistema preventivo para la formación de los niños y jóvenes”. El trabajo desarrollado por los salesianos en Europa y en América Latina ha impactado de manera positiva en la formación integral de los millones de jóvenes, niños y adultos que han accedido en esa fuente inagotable de conocimientos, valores éticos y humanos.

Don Bosco como sacerdote gozó de mucho prestigio en la sociedad donde se desarrolló; su dedicación especial por la educación y la formación integral de los jóvenes de su época, especialmente los jóvenes sumidos en la delincuencia o en riesgo de caer en vicios y actividades del bajo mundo, le mereció el respeto de su propia iglesia y de las autoridades civiles de Italia y los países donde tenía incidencia. Fue un hombre adelantado a su tiempo, un visionario y un verdadero maestro. Además de las organizaciones que creó, dejó escrito un ideario que vale la pena leer. Hoy día, la Familia Salesiana está considerada como uno de los grupos cristianos católicos más numerosos del mundo. Don Bosco fue santificado por el papa Pio XI el 1 de abril de 1934. En 1975, el papa Pablo VI lo nombró como “El santo de la alegría”. Para dicho papa, Don Bosco era uno de los santos que mejor aprendió el carisma de la alegría. Más adelante, en 1988, en el marco de la conmemoración del centenario de su muerte, el papa Juan Pablo II le concedió el título de “Padre, Maestro y Amigo de los Jóvenes”.

Termino esta nota con un pensamiento de Don Bosco, cito: “Si quieres una vida alegre y tranquila, procura estar siempre en gracia de Dios”.

 

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.