«LO VIVIÓ»

Aquella mañana se trasladó a España, entró a un bar y muy cerquita a su mesa charlaban dos. Lo que no recuerda con exactitud es, si ellos hablaban en un tono muy alto o ella tuvo el atrevimiento de escuchar voluntariamente la charla que entablaban.

Él reia a carcajadas, y ella, su acompañante, disfrutaba de su compañía…

Lo escuchó decir que no utilizaba redes sociales, ni móbil, ni ningún aparato tecnológico… ya pueden imaginar lo interesada y curiosa que estaba ella por conocerle…

Él le cantaba fragmentos de sus canciones predilectas, ella… ella seguía sublevada ante él.

Charlaban de politicas, de Madrid, sobre Maria Magdalena y Jesús y hasta mencionaron a un Pirata Cojo, ella le hablaba de La Puerta de Alcalá y hasta la escuchó decir con tono de orgullo «Yo también nací en el 53» que no le temía a lo vivido y que la mataba la estupidez de enterrar un fin de siglo distinto al que había soñado… entre otros temas!

Y ella, escuchando y observando a esos dos, ya llevaba algunos apuntes importantes para analizar.

Se motivó tanto en saber de él, de ella, que ya sumaban tres en aquella mesa y confirmó que no necesitaba 19 días ni 500 noches para saber con certeza de que existía la gran posibilidad de convertirse en intimos amigos, los tres…

Ansiosa por saber sus nombres, entre el ruido y la risa escuchó que ella le decía «Joaquin» y él… él la llamaba «Ana Belén».

Ella, la espectadora, debía marcharse ya!  Miró el reloj en la pared de su habitación, se alistó, «apagó la radio» y se marchó a cumplir con su labor!

Sin dudas, con la música… Lo vivió!

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.