El arbitro: ¡un fantasma!

El baloncesto era un deporte emocionante y atractivo desde un principio, con reglas y organización que buscaban entretener sanamente.

Hoy ha evolucionado de tal modo que las emociones se transformaron, las pasiones despertaron y el mejor término para describirlo es un espectáculo elegante que atrapa, define, ¡canaliza y excita sus seguidores!

¡Los árbitros que lo dirigen tienen la doble responsabilidad de PASAR DESAPERCIBIDOS Y ADMINISTRAR UN JUEGO LIMPIO Y EMOCIONANTE!

Este doble compromiso que se logra con 5 herramientas fundamentales:

  1. CONSISTENCIA EN LO QUE SE PITA.
  2. SENTIDO JUSTO DE VENTAJA/DESVENTAJA.
  3. CONTROL DE LA DISCIPLINA.

4.CERO VIOLENCIA.

  1. DISCRECIÓN EN LAS LLAMADAS PARA INTERVENIR SOLO CUANDO SEA NECESARIO.

Es decir, procurar no interferir el desarrollo del juego.

El mejor árbitro del mundo está en la cancha, pero nadie lo verá porque está ahí, pero hace su trabajo tan bien y conoce sus responsabilidades a tal punto; que entra en la cancha, es aceptado, aunque falle, administra un partido emocionante y atractivo, ¡pero sale de la cancha caminando y nadie lo recuerda!

El mejor árbitro del mundo es un fantasma.

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.