Trump destituye a Tillerson como secretario de Estado

Designa en su lugar a un halcón despiadado de la guerra fría

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, destituyó anoche al secretario de Estado, Rex Tillerson, y en su lugar nombró a Mike Pompeo, director de la CIA, un halcón de ideología conservadora y despiadado y fiel defensor de la línea dura.

El mandatario anunció sorpresivamente, a través de un tuis, que “Mike Pompeo, director de la CIA, se convertirá en nuestro nuevo secretario de Estado. “!Le agradezco a Rex Tillerson sus servicios!” “Felicidades a todos!

En su mensaje anunció que la jefatura de la CIA será ocupada a su vez por la polémica Gina Haspel, fuertemente criticada por su aval a las torturas, y será la primera mujer que dirigirá ese organismo.

El año pasado tras ser designada número dos de la CIA, el Centro Europeo para los Derechos Humanos y Constituciones presentó ante la Fiscalía alemana una solicitud formal pidiendo la detención de Haspel por su implicación criminal en el programa de torturas y rendición de la CIA, del 2002-2005..

Por su parte, Pompeo, un conocido ex congresista republicano, agradeció al presidente de EE.UU. su confianza y prometió trabajar «duro» para hacer que
EE.UU. sea «seguro, fuerte, orgulloso, poderoso y libre».

La destitución de Tillerson, según un alto funcionario estadounidense, se debió a que Trump quería organizar su gabinete ante de las conversaciones con Corea del Norte, y estima que Pompeo es “una persona correcta para trabajar en un momento crítico”.

Algunos funcionarios cercanos a Tillerson aseguran que “no saben” porque le han destituido, pese a las conocidas disputapúblicaentre el presidente y el
secretario de Estado, quien en una ocasión, según trascendió , calificó a Trump de “estúpido” durante una reunión en el Pentágono.

Además, Trump y Tillerson mostraron diferencias sobre  el acuerdo nuclear con Irán,

las tensiones de EE.UU. con Corea del Norte y los enfrentamientos entre países árabes aliados de Washington.

El mandatario estadounidense explicó que «en realidad me llevaba bien con Rex, pero

tenía una mentalidad diferente, un pensamiento diferente», al tiempo de elogiar a

Pompeo porque  «Siempre estamos en la misma onda», afirmó el presidente sobre

el nuevo secretario de Estado.

No obstante los persistente tuis del presidente y su afán por asumir en todo

momento el mando diplomático ahondaron esta diferencia, hasta ayer cuando apenas

horas de la llegada Tillerson desde África fue sustituido y ni siquiera le llamó para

darle explicaciones.

El antiguo patrón del gigante petrolero Exxon, Rex Tillerson, se le acuñó el mote de

Rexit (de Rex y Brexit) para referirse a su inminente marcha de la Casa Blanca y se

hablaba abiertamente de su sustitución por Pompeo.

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.