Sentencian a 21 años de cárcel a mujer que drogaba niños en una guardería para asistir a gimnasio


Una mujer fue condenada a 21 años de prisión tras ser encontrada culpable de haber drogado a varios niños en una guardería infantil de su propiedad para poder asistir al gimnasio y a sesiones de bronceado en Bond (Oregón, Estados Unidos).
January Neatherlin, de 32 años, se declaró culpable de doce cargos de maltrato criminal en primer
grado, y admitió haber administrado melatonina a siete niños bajo su responsabilidad para lograr que
estuvieran dormidos durante su ausencia.
La mujer operó la guardería durante cinco años y administraba a los niños drogas inyectadas en
gomitas y golosinas. Durante ese tiempo se reportaron varios casos de niños enfermos e incluso
algunos terminaron hospitalizados.

La propietaria de la guardería Little Giggles (‘Pequeñas risitas) que operaba de manera ilegal,  tenía prohibido a los padres retirar
a sus hijos entre las 11 am y las 2 pm, alegando que esas eran sus horas de siesta, además de haberles mentido que tenía licencia de enfermera.

La ex pareja de Neatherlin y una ex compañera de piso que vigilaban sus movimientos durante las horas de trabajo confesaron el actuar de la mujer a la policía que además, descubrió que la imputada tenía antecedentes criminales por robos y por asumir identidades falsas.

La mujer que fue condenada por negligencia y maltrato infantil expresó ante los padres de los niños : «Les fallé, los decepcioné a todos».

El juez que la sentenció a 21 años de prisión, de 35 que pidió la procuraduría, le dijo January Neatherlin: «hay algo roto y algo que falta dentro de ti. Por pura suerte y azar es que esos niños no están muertos».

January Neatherlin, una mujer de 32 años fanática del Crossfit, fue condenada a más de 21 años de cárcel por un grave caso de negligencia y maltrato infantil en Oregon, EE.UU.

La mujer enfrentó a la justicia por sus delitos y admitió su culpabilidad en 12 cargos criminales.

“Hay algo roto y algo que falta dentro de ti. Por pura suerte y azar es que esos niños no están muertos”, le dijo el juez que la sentenció.

Neatherlin fue arrestada en marzo del año pasado e inicialmente la Procuraduría había solicitado para ella 35 años de cárcel. Sin embargo, la sentencia fue reducida después de que la acusada aceptara los cargos presentados en febrero último.

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.