Revuelo político en EE.UU  por pregunta racial en el nuevo censo del 2020

Legisladores y fiscales aseguran que  pregunta sobre ciudadanía viola la Constitución

Otro revuelo político sacude a los Estados Unidos luego de que legisladores demócratas, fiscales y activistas de derechos humanos  rechazaran rotundamente  la sugerencia del gobierno de Donald Trump de incluir para el censo del 2020 la pregunta sobre si las personas censadas son ciudadanas.

La  directora de la Coalición por los derechos humanos de los inmigrantes de los  Ángeles,  Angélica Salas, aseguró que esa inclusión  está diseñada para invisibilizar a las comunidades inmigrantes y advirtió que el censo se convertiría en agente “de discriminación, fanatismo y la xenofobia” .

El secretario del Departamento de Comercio de los Estados Unidos , Wilbur Ross, conocido como un antiinmigrante, fue quien anunció la inclusión en una petición de último minuto, debido a que todas las preguntas para el censo deben estar en manos del Congreso en abril próximo.

En el comunicado Ross argumenta que la reinstalación a la pregunta sobre la ciudadanía en el censo del 2020  es con el propósito para dar datos completos y precisos y “así  establecer el número de personas con derecho al voto”.

No obstante, legisladores demócratas recordaron que esa consulta no se incluye  desde el censo  de1950, y criticaron su inclusión para el 2020, “por lo que numerosas personas rechazarían responder,  lo que alteraría el resultado”.

El censo que se realiza cada 10 años es la base para la distribución de 675 mil millones de dólares de fondos federales para diversas áreas, como escuelas, centros hospitalarios, infraestructuras y otras.

También el censo  toma en cuenta si una zona es urbana, rural, su tamaño, índice de pobreza, desempleo, nivel de ingresos promedio, entre otros para influir en programas grandes de financiamiento como Medicaid, SNAP, Medicare Part B y WIC,

Un senador demócrata advirtió que de incluir la pregunta en el referido censo tendría un impacto devastador en la participación de las minorías y en la financiación futura de programas que impacten en las comunidades necesitadas.

Los defensores de los inmigrantes sostienen que la inclusión de esta pregunta llevará a los indocumentados o residentes legales permanecer en lazos con personas sin documentos a no cumplir el censo, lo que falseará los datos.

Tras el anuncio de la pregunta por parte de Wilbur  Ross, un grupo de senadores demócratas presentaron un proyecto de ley para evitar su inclusión en el próximo censo del 2020.

A esa iniciativa se sumó una demanda del fiscal de California, Xavier Becerra, contra el gobierno de Trump por considerar que incluía pregunta que es inconstitucional.

Una coalición de una veintena de fiscales estales había advertido en febrero pasado al secretario de Comercio que “una pregunta sobre ciudadanía violaría la Constitución de Estados Unidos y los estatutos federales».

Se recuerda que el más reciente censo nacional, el de 2010, incluyó pregunta sobre edad, sexo, raza, origen hispano, las relaciones familiares y si es o no dueño de vivienda, pero ninguna sobre la ciudadanía.

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.