Los Turpin y sus 13 hijos encadenados en California

El pasado domingo 14 de enero, una adolescente de 17 años logró escapar de su casa, donde sus padres la mantenían cautiva junto a sus 12 hermanos.

Tomó un celular que encontró en la casa (prisión) y llamó al departamento de policía de Perris, en California, a unos 95 kilómetros de Los Ángeles.

Al llegar la policía, junto a funcionarios de la oficina del condado de Riverside, al número 160 de la calla de Muir Woods, encontraron 12 hermanos, entre los 2 y los 29 años de edad “atados con cadenas y candados” por sus padres: David Allen y Louise Anna Turpin, de 57 y 49 años respectivamente.

«Las víctimas parecían estar desnutridas y muy sucias», dijo la policía. No han encontrado rastros de “abuso sexual o enfermedad mental” en los hermanos, pero la investigación apenas empieza.

Lo extraño que nadie notó nada anormal en aquella familia, ni en esos padres que parecían amorosos en fotos con sus hijos en parques, playas y lugares de diversión, según se observa en las redes sociales de los esposos.

Sus vecinos están sorprendidos y consternados. No pueden explicar como algo tan atroz sucedió en sus narices y no pudieron verlo.

 

 

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.