La Toga del Abogado

La mayoría de historiadores encuentran el origen de la Toga en la Antigua Roma. Existió gran variedad cuyo uso dependía de la jerarquía civil de quien la portaba. En escritos antiguos se llegó a definir a los romanos como “gens togata” (pueblo que usa toga), los condenados no podían usarla, tampoco los extranjeros, de ahí que se convirtió en un signo distintivo de los romanos.

Al pasar el tiempo el uso de la Toga fue quedando para actos solemnes ya que su uso diario resultaba incómodo.

Como prenda académica se inició su uso por la Universidad de Toulouse (siglo XI) a ser usada por el Rector y sus consejeros, luego la Universidad de París instituyó su uso para quienes recibían reconocimientos.

Una escena muy común en cualquier parte del mundo es que los graduandos lanzan el birrete al aire al finalizar la ceremonia de graduación, esto nació como un acto de rebeldía, durante una graduación de los Marines de los Estados Unidos de América, año 1912, al finalizar su discurso el Presidente William Howard Taft uno de los graduandos como señal de alivio lanzó su gorra al aire, antes de ser apresado los demás hicieron lo mismo, ya esto se repite en cualquier rincón del planeta.

La Ley de Organización Judicial (821 del 21 de noviembre de 1927, G.O. 3921) textualmente expresa: “Art. 11.- (Mod. por ley 962 de 1928, G.O: 3978) En las audiencias públicas los Jueces, los Procuradores Generales, los Procuradores Fiscales y los abogados estarán obligados a llevar togas y birrete calado”. Los colores de las borlas y bocamangas varían dependiendo de quienes las porten.

Algunos juristas están en contra del uso de la toga en los tribunales, el principal argumento es que produce CALOR. De ser eliminada no podría perderse la solemnidad, de seguro se exigiría el “Saco y la Corbata”, hasta lo que tenemos entendido estos no traen “aire acondicionado integrado” y si alguien sufre de calor extremo puede quitarse el saco y quedar con la toga sobre la camisa teniendo una sensación similar al saco y la corbata.

Un elemento que debemos tomar en consideración es la función de UNIFORME.

El término uniforme proviene del latín uniformis, varias de las acepciones otorgadas por la Real Academia Española de la Lengua son: “1. adj. Dicho de dos o más cosas: Que tienen la misma forma. 2. adj. Igual, conforme, semejante. 3. m. Traje peculiar y distintivo que por establecimiento o concesión usan los militares y otros empleados o los individuos que pertenecen a un mismo cuerpo o colegio”.

El uso de un “Uniforme” trae consigo cierta igualdad, ya en el trato como el desenvolvimiento de los actores.

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.