Ex ministro Defensa israelí pide al corrupto Benjamin Netanyahu: renuncia o cárcel

El primer ministro israelí, el extremista de derecha Benjamin Natanyahu, corrupto y protegido de los Estados Unidos, fue interrogado el viernes acusado de beneficiar a un magnate a cambio de una cobertura favorable de su medio digital.

La policía israelí exige procesar a Bentanyahu por acto de  corrupción, por cuyo motivo fue interrogado durante cuatro horas en su casa en Jerusalén antes de viajar a Estados Unidos.

El jefe de gobierno  y su esposa Sara Natanyahu son investigados por agentes de la unidad de investigación ‘Lahav 433’ sobre este nuevo caso de corrupción.

Se recuerda que es el cuarto que le afecta de forma directa o indirecta en una ola de sospechas y filtraciones policiales que se despliegan en diarios israelíes.

En tanto la policía de Israel espera la decisión del fiscal general, Avijai Mandelblit, sobre la imputación del hecho, calificado no solo de complejo sino también de “vertiente delictiva”.

Natanyahu ha sido interrogado en siete ocasiones por otros casos de corrupción, y ahora se le acusa de favorecer  económicamente a la empresa de telecomunicaciones Bezek, propiedad de su amigo Shaul Elovitch, con el compromiso de darle “un trato favorable a él y a su esposa Sara”, en su web ‘Walla’.

Los medios de comunicación israelíes afirman que Natanyahu, líder del Likud, “dedica gran parte de su agenda a sus abogados para intentar desinflar los nubarrones de corrupción y conducta poco ética que acechan su continuidad en el pode”.

La policía recomienda juicio en su contra por soborno  con puros, joyas y champán por un valor de unos 235.000 euros a dos multimillonarios a cambio de favores y en la negociación secreta con un editor de un diario crítico para cambiar su cobertura.

El caso se agravó para el primer ministro cuando su hombre de confianza  Shlomo Filber, ha aceptado declarar en  su contra a cambio de no ser juzgado y confesó que como director del Ministerio de Comunicación  cumplía órdenes de Natanyahu.

Los agentes a cargo de la investigación adelantan que el jefe de gobierno será interrogado por el cobro de comisiones en la compra de armamentos, que según señalan se trata de “un asunto de seguridad nacional”.

“Nada de puros sino de armas” por cuya razón sus dos asesores y abogados de máxima confianza y el ex jefe de la Marina han sido interrogados en una trama de comisiones irregulares en la compra de tres sofisticados submarinos a Alemania.

En tanto, el ex ministro de Defensa, Moshe Yaalon, estima que Natanyahu no ha actuado por el bien de la seguridad de Israel y expresó que: «Si no sabía lo de su entorno, debe irse a casa. Y si lo sabía, a la cárcel».

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.