El Sonido como Marca

 

El fascinante mundo de los signos distintivos presenta una gran variedad elementos que sirven para diferenciar productos, empresas, servicios, etc., que necesitan de la creatividad humana y en ocasiones se inspira en la propia naturaleza. Las campanas de las Iglesias han sido durante siglos identificadoras del tipo de actividad a la cual anuncian, algo similar ha pasado al plano de los negocios como estrategia de mercadotecnia de las empresas para atraernos a consumir sus productos.

La Ley 20-00 sobre Propiedad Industrial textualmente señala: “Artículo 72.- Signos considerados como marcas. (Modificado por el Art. 11 Ley 494-06). 1) Las marcas pueden consistir, entre otros, en palabras, denominaciones de fantasía, nombres, seudónimos, lemas comerciales, letras, números, monogramas, figuras, retratos, etiquetas, escudos, estampados, viñetas, orlas, líneas y bandas, combinaciones y disposiciones de colores, formas tridimensionales, SONIDOS (el resaltado es nuestro), y olores…”.

Científicamente se ha establecido que asociar sonidos a un determinado producto incide para atraer consumidores. Una expresión muy utilizada en el mundo para hacer referencia al sonido como marca es: AUDIO BRANDING. La mayoría de investigaciones coinciden que la empresa con el Audio Branding más conocido del mundo es INTEL.

Facebook Comments

Cual es tu opinión?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.